Declaración Interreligiosa: Carta de recolección de firmas

en Inglés

En consultación con varios líderes religiosos y personal de instituciones religiosas, TCADP comenzó la circulación de esta carta de recolección de firmas en 2010.

Luego de inspeccionar delicadamente la pena de muerte con varios líderes y personal de diversas instituciones religiosas, la Coalición Tejana Contra la Pena de Muerte (TCADP, por sus siglas en inglés) ha comenzado a circular una carta de recolección de firmas para expresar su oposición a la pena de muerte.  Esta carta puede ser firmada por personal del clero ordenado, clero jubilado, diáconos, monjas, rabinos, monjes, líderes de “paz” y/o de Iglesias “humanistas” (como los Menonitas y los Cuáqueros); el único requisito es ser residente del estado de Texas. Cada líder religioso quien desea firmar debe rellenar el formulario abajo o completar la segunda página de la carta de recolección de firmas y enviarla por correo a la oficina de TCADP.  Pueda guardar una copia del texto de la carta para sus archivos.

 

La TCADP mantendrá una lista actualizada de los firmantes, con toda su información de contacto.  La TCADP dará a conocer esta carta junto con una  lista de los firmantes a los medios de comunicación y a los funcionarios electos (diputados, gobernador, etc.) en un momento estratégico de la campaña legislativa para derogar la pena de muerte. Lo más probable, es que esta carta no sea dada a conocer al público sino hasta después de la temporada legislativa del 2015. La TCADP agradece enormemente su ayuda en la recolección de firmas para esta causa. Por favor, no dude en contactar a la TCADP (info@tcadp.org) si tiene alguna pregunta acerca de nuestra campaña.  Esperamos con interés escuchar de usted!

Declaración interreligiosa a la oposición a la pena de muerte

Estimados gobernador, legisladores de Texas y otros dignatarios:

Nosotros, líderes religiosos representantes de la enorme diversidad de tradiciones religiosas observadas en este gran estado, nos unimos firmando esta carta con el fin de expresar nuestra grave preocupación acerca de la pena de muerte en Texas.  Nuestra inquietud es tanto moral como práctica, y proviene de nuestras tradiciones religiosas. Les escribimos hoy para pedir que el estado de Texas elimine el uso de la pena de muerte porque creemos que esta práctica no es de interés para nuestro estado, ni para nuestro sistema judicial, ni para la seguridad de nuestras comunidades.

Nos unimos a muchos otros tejanos para expresar nuestras dudas sobre el sistema de la pena de muerte en Texas, el cual ha sido probado continuamente de ser injusto y erróneo. El estado de Tejas supera a todos los otros estados en el número de ejecuciones cada año, de hecho, nuestro estado se destaca en este aspecto ya que más de un tercio de todas las ejecuciones en los Estados Unidos desde 1976 han ocurrido en Tejas. Desafortunadamente, en muchas ocasiones lo que determinan la aplicación de la pena de muerte no es el crimen cometido sino otros factores como la raza, el estado socio-económico, la geografía o factores políticos. Adicionalmente, han habido personas condenadas erróneamente, las cuales pasan muchos años injustamente encarceladas esperando su ejecución por crímenes que no cometieron.

Como líderes religiosos, la presencia de violencia en nuestras comunidades nos preocupa enormemente. Sin embargo, creemos que en lugar de designar los escasos recursos de nuestras comunidades para financiar un sistema de pena capital, el estado de Texas debería invertir en servicios de apoyo a las víctimas, refuerzo y apoyo a la ley, programas de tratamiento contra drogas, servicios sociales para los niños y sus familias, y programas de salud mental; todas estas son medidas que representan un potencial para la prevención de actos de violencia. Debemos hacer todo lo posible para asegurarnos que los recursos del estado están siendo dirigidos hacia proteger la vida y mejorar su calidad, en vez de promover su destrucción.

Creemos firmemente que aquellos que cometen crímenes tan terribles deben pagar por sus actos, y a su vez, abogamos por un sistema de justicia que sea tanto humano como de restauración. Para nosotros, es particularmente importante apoyar a las víctimas de delitos violentos y acompañar a las familias en su dolor y sufrimiento, al igual que promover acciones que faciliten la sanación. Como respuesta a uno de los problemas más graves de nuestra sociedad, consideramos que el estado debe buscar soluciones a la delincuencia y la violencia que satisfagan las necesidades de seguridad y sanación de la comunidad, mas no que fomenten el castigo.

Como personas de fe, queremos aprovechar esta oportunidad para reafirmar nuestra oposición a la pena de muerte y de expresar nuestra convicción de que la vida humana es sagrada, y que creemos en la capacidad humana de la redención. Es este respeto a la vida el que nos impulsa a unir nuestras diversas voces en todo el estado de Texas llamando a la derogación de la pena de muerte.

Apreciados funcionarios electos, a través de esta carta, les pedimos vigorosamente observar en detalle la realidad de pena capital en Texas. Los invitamos a trabajar en la búsqueda de medios alternativos para hacer justicia y promover la sanación de todos los que sufren como consecuencia de delitos violentos. Les agradecemos por su liderazgo y oramos por el momento en que nuestro estado ya no sea parte de esta forma innecesaria y arbitraria de castigo.

Atentamente,

Declaración Interreligiosa: Carta de recolección de firmas

Para agregar su nombre a la carta, por favor rellene el formulario abajo. Esta carta es específicamente para los cleros y líderes religiosos quienes residen en tejas.
  • (i.e. in a paid newspaper ad or to members of the Texas Legislature)
  • La mejor forma de contactarlo es (Por favor incluya e-mail, teléfono y dirección de domicilio):